¿Puedo rechazar una oferta de trabajo que ya había aceptado?

Ocurre a menudo que los candidatos se presentan a varios procesos de selección de los cuales aceptan varias ofertas y acaban quedándose con una concreta finalmente. Pero, ¿y las restantes ofertas aceptadas qué?

En numerosas ocasiones se abren procesos de selección de personal de los cuales se extrae un perfil que finalmente cumple al detalle con el perfil buscado. Sin embargo, puede darse el caso de que cerremos un proceso de selección de personal debido a haber encontrado al “candidato perfecto” y que finalmente este rechace la oferta de trabajo.

Esto puede ser muy contraproducente para el candidato que ha efectuado su rechazo, ya que las empresas suelen incluirlos en bases de datos negativas. Así que en este artículo nos gustaría dar una serie de consejos a esos candidatos que quieren rechazar una oferta de trabajo ya aceptada, pero no quieren verse incluidos en una base de datos negativa.

El primero de ellos es que si el candidato posee un trabajo y en la entrevista personal lo comunicó utilice esto como motivo de rechazo. El compromiso con ese trabajo puede hacer que el candidato rechace la actual oferta sin ver perjudicada su imagen. Las empresas de selección suelen entender muy bien que el candidato prefiera seguir trabajando con su empresa actual a arriesgarse a un período de prueba con una nueva compañía.

El segundo de ellos es la formación. Los candidatos que exponen que finalmente no pueden aceptar la oferta de empleo porque han decidido seguir mejorando profesionalmente y formándose tienen mayores posibilidades de entrar en posteriores procesos de selección que aquellos que utilizan otros argumentos. Las empresas de selección de personal son conscientes de que vivimos en un entorno cambiante y los trabajadores deben reciclar sus conocimientos continuamente.

El tercero de ellos es uno de los más utilizados: problemas familiares. En este caso, todo dependerá de los encargados de recursos humanos, ya que hay empleadores que aceptan este motivo como algo normal en la vida del candidato, mientras que otros no pueden entender que se esté rechazando una oferta de trabajo por un posible problema temporal.

El cuarto de ellos viene de la mano de la capacidad económica. A veces, las ofertas de trabajo incluyen un desplazamiento u otros conceptos, que requieren de una capacidad económica inicial alta para el candidato. Por ello, en estas ofertas si el candidato argumenta que no tiene el dinero suficiente como para empezar en la andadura de dicha oferta, la empresa lo entenderá y no se verá perjudicado.

Deja una respuesta